Al final

Nuevas publicaciones de la Editora Nacional

La Editora Nacional puso a circular diecinueve títulos en la Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2017. Las publicaciones incluyen, bajo la colección Homenaje, dos antologías de narrativa y poesía de Paraguay, país invitado a la Feria, y una edición de El viento frío, la obra emblemática del poeta y narrador René del Risco Bermúdez, a quien estuvo dedicada la fiesta editorial. De este autor también fueron publicados dos volúmenes que reúnen su obra poética y narrativa.

En los géneros novela, cuento, poesía y ensayo fueron publicados los ganadores de los premios anuales de literatura, Premio Ultramar y Premio de Literatura Joven, mientras Coloquios 2016 recoge los principales coloquios realizados en el marco de Feria Internacional del Libro del año pasado sobre Salomé Ureña, Cervantes, Rubén Darío y Pedro Peix, y temas como la lingüística de Saussure y la intervención militar norteamericana de 1916.

La puesta en circulación de estos libros fue realizada en el acto de presentación de la nueva imagen de la Editora Nacional.

La Biblioteca Dominicana Básica

También en el marco de la 20.ª Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2017 fue presentada la Biblioteca Dominicana Básica (BDB), colección insignia de la nueva etapa de la Editora Nacional, con la que el Ministerio de Cultura se propone reunir y llevar a un público amplio 100 obras emblemáticas de la literatura y el pensamiento dominicanos, escogidas por especialistas y un consejo editorial.

Los tres primeros volúmenes de la BDB son el ensayo El derrumbe, de Federico García Godoy, y dos selecciones poéticas: de Juan Sánchez Lamouth Presencia de los frutos, y de Franklin Mieses Burgos El sembrador de voces.

En los próximos meses saldrán a la luz nuevos volúmenes de la BDB, entre ellos Cosas añejas, de César Nicolás Penson; Enriquillo, de Manuel de Jesús Galván, y una selección poética de Moreno Jimenes.

.

XX Feria Internacional del Libro de Santo Domingo

La Feria Internacional del Libro de Santo Domingo es el principal evento cultural de la República Dominicana. Este año se celebrará del 20 de abril al 1 de mayo. Tiene a Paraguay como país invitado de honor. Una delegación de escritores, editores, artistas de teatro y de la música clásica representará la cultura de este país en el evento.

La XX FIL rendirá homenaje al poeta y cuentista René del Risco Bermúdez, figura emblemática de la generación de los años 60. De su firma se publicarán ediciones de El viento frío, de sus cuentos completos y poesía reunida.

Dentro del ciclo pre-inaugural el ministro de Cultura de Paraguay, Fernando Griffith, dictó el pasado mes de febrero la conferencia magistral “Paraguay: Memoria, Educación y Cultura”. En el mismo ciclo, en marzo, el director del diario El Norte de Castilla, Carlos Fernández Aganzo, también poeta y profesor universitario, ofreció una novedosa aproximación a la obra del escritor homenajeado en una conferencia titulada “René del Rico Bermúdez. Vigencia de un clásico dominicano”.

Entre los autores confirmados a la feria se encuentran el novelista cubano Leonardo Padura, el poeta chileno Raúl Zurita, el ensayista y poeta mexicano Marco Antonio Campos, la narradora puertorriqueña Mayra Santos-Febres, el italiano-español Carlo Frabetti y la mexicana Sofía Macías, respectivamente especializados en libros de difusión matemática y finanzas personales; y el poeta visual y minimalista Edgar Paiewonsky Conde, dominicano residente en Nueva York.

Con diversos coloquios, conferencias y exposiciones este año se conmemorará el bicentenario del natalicio del patricio Francisco del Rosario Sánchez; el centenario del nacimiento de la escritora y luchadora antitrujillista Carmen Natalia Martínez; de los escritores Augusto Roa Bastos —alrededor de quien, como cumbre de las letras paraguayas, girará buena parte de las actividades del pabellón de su país— y del mexicano Juan Rulfo. También se recordarán los 150 años del nacimiento de Rubén Darío y los cincuenta de la concesión del Nobel a Miguel Ángel Asturias.

El evento se realiza de forma ininterrumpida desde 1998. Es organizado por el Ministerio de Cultura a través de la Dirección General de la Feria del Libro. Con una asistencia masiva de cientos de miles de visitantes de todas las edades, se celebra cada año en abril-mayo en la céntrica Plaza de la Cultura Juan Pablo Duarte.


Unesco declara el merengue Patrimonio de la Humanidad

Finalizando 2016, la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) declaró el merengue de República Dominicana Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, durante reunión anual del Comité intergubernamental celebrada en Adís Abeba.

El organismo internacional estableció que el merengue dominicano “desempeña un papel activo en numerosos ámbitos de la vida diaria de la población: la educación, las reuniones sociales y amistosas, los acontecimientos festivos e incluso las campañas políticas”. Asimismo, dijo que este elemento cultural “se transmite esencialmente mediante la participación y su práctica atrae a personas de clases sociales muy diferentes”. A juicio de Unesco el merengue contribuye a fomentar el respeto y la convivencia entre las comunidades.

En República Dominicana la noticia despertó entusiasmo en todo el país. El ministro de Cultura Pedro Vergés manifestó que esta decisión de la Unesco constituye un loable reconocimiento al pueblo dominicano, que ha tenido en este ritmo una auténtica expresión de su alegría cotidiana y sus valores nacionales. Expresó que se hace justicia universal a quienes por más de un siglo lo han cultivado, pues en sus inicios muchos de ellos, y el ritmo como tal, fueron discriminados por aquellos que entonces no veían el nacimiento de un elemento vital de la identidad nacional.

El merengue ha sido inseparable de las luchas fundamentales del pueblo dominicano. Comporta una instrumentación multicultural, herencia de melodías de origen hispano y ritmos provenientes de África, sonido cautivador y contagioso, un baile que proyecta goce, sensualidad y libertad. En el merengue se aúnan y se manifiestan un estado del ser individual y del ser nacional y caribeño.